Algunas personas se aparean para resolver los problemas que de vivir solas no tendrían.

Woody Allen.

La energía sexual es fundamental para la vida. El instinto sexual juega un rol muy importante en la vida en general y especialmente dentro del amor, forma parte de nuestras emociones, deseos y sentimientos. Cuando la sexualidad presenta alteraciones nos introducimos en el mundo de las disfunciones sexuales.

La sexología ha experimentado un gran cambio desde sus comienzos con los estudios del Dr. Alfred Kinsey en la década de los 40 y 50, las investigaciones de Masters y Johnson en la década de los 60 y la aplicación clínica de estos estudios al área de las disfunciones sexuales en los años 70. En la actualidad la psicología se muestra muy eficaz para tratar los problemas sexuales cuando no son de origen orgánico.

La mayor parte de las causas de la inapetencia sexual entran dentro de los factores psicológicos. Si estamos experimentando un proceso emocional  negativo que afecta a nuestra sexualidad, la terapia psicológica estará dirigida a resolver las causas del problema al mismo tiempo que se realizará una terapia sexual para facilitar el cultivo del deseo.

El objetivo de este artículo es abordar la sexualidad de la pareja,  en particular cuando hay una ausencia de intercambio afectivo en las relaciones de larga duración o sometidas a una distancia física, donde no hay rivalidad sino que se ha impuesto un desierto de sensaciones.

La magia de reencontrar la pasión. La disminución del deseo sexual en la pareja.

Share This